martes, 6 de junio de 2017

Me enamoré de un demonio

¿Sabes que me hieres cuando me miras de reojo
mientras abrazas a esa otra persona?
Siento que me ves como la mosca
que revolotea molestamente a tu alrededor...

Tu sonrisa maldita me hizo por un momento pensar
que tal vez sentías lo mismo que yo siento por ti...
Me pregunto si algún día me escribirás y dirás
porqué me seguiste tanto tiempo para luego desestimarme
Dejándome a la deriva en el océano de la confusion.


Envenenaste mi corazón con un frío beso
Dejando que descendiera a la locura por la que nunca debí cruzar...
Me gustaría que algún día me vieras como una mariposa
Y que el desprecio se transformase en amor.


Me perdí entre mis pensamientos retorcidos
Soñando que la vida me estaba favoreciendo
No entiendo cómo puedes llegar a ser tan cruel
Con este ser miserable que está locamente enamorado de ti.


jueves, 23 de febrero de 2017

La última Primavera de Noa

Relato basado en la obra "La lucha del vampiro", escrito por Berithan


Sonaban las campanas de un duelo anticipado,

Los recuerdos revivían como si fuese un evento de ayer:

Su padre había recolectado la sangre más tierna y fresca para su hija, llegando a cometer crímenes para obtenerla, en un intento desesperado de mantenerla aún con vida, pero tras la última dosis, Noa había roto el frasco de un manotazo.

"Ya no quiero más, papá..."-

Su madre lo había comprendido hace tiempo, pero su padre no. Se aferraba a que los últimos análisis mostraran algún signo de mejoría tras las transfusiones.

No podía dejar a su hija partir y continuaba inyectándole vida aún en contra de su voluntad.

Desde el último otoño, la piel rosada se había tornado gris, sus ojeras se fueron profundizando y la respiración ahora era un ejercicio agotador. Las ampollas de su piel habían empezado a deformar su rostro desde inicios de invierno y ahora, en el primer día de primavera, su cara era irreconocible ante otros que no fueran sus padres.

Ya estaba por amanecer y los padres estaban ansiosos. Esperaban en el cuarto de Noa la llegada del doctor con los resultados de los exámenes.

Hija, el doctor nos dijo que venía en camino con tus resultados. Si los resultados son buenos, tal vez podamos salir esta primavera a pasear por el Jardín. Las flores que plantó tu tía Magdalena están cada día más hermosas... Me gustaría que las pudieses ver.- Esbosó la madre una sonrisa nostálgica, junto a unos ojos suplicantes de esperanza.

Sí... También me gustaría verlas.-

Escucharon los pasos de la sirvienta que pronto entró al cuarto y anuncia que el doctor había llegado con los resultados.

Hágalo pasar - Dijo el padre

Traigo los resultados de los últimos análisis de Noa, me gustaría conversar con ustedes en privado.- Dijo el doctor con un rostro sereno y poco alentador.

Tras la salida de los padres del cuarto, Noa comenzó a reír de una manera compulsiva... Sabía que llamar a sus padres a un lugar privado no era buena señal, sentía en su cuerpo que la energía se agotaba y en el fondo de su corazón, sabía que la Porfiria no tiene cura.

¡Lo sabía!

En el estado de euforia y cansada de la oscuridad, recordó que estaba amaneciendo y, decidió darse un último gusto...

Corrió las sábanas que la cubrían y con esfuerzo logró ponerse de pie.

Se tambaleó y logró afirmarse de una silla, logrando la suficiente estabilidad como para seguir caminando afirmándose contra la pared del cuarto.

Noa comenzó lentamente a caminar hacia la ventana, que se encontraba cubierta con una cortina gruesa y oscura de color gris.

Con la escasa energía que tenía en sus brazos, logró mover una parte de la cortina y al abrir la ventana, pudo ver el sol asomarse ante sus ojos.

La ventana de su cuarto daba vista hacia un jardín de rosas y claveles que adornaban un pequeño sendero que guiaba hasta una fuente de agua con  una escultura hecha de piedra que parecía una mujer joven sosteniendo a un bebé.


"Mamá tenía razón, las flores de tía Magdalena son hermosas..."-

Tras decir esto, Noa toma una gran bocanada de aire fresco, trata de mantener ese viento helado varios segundos entre sus pulmones, queriendo retener en su memoria este momento, para finalmente expulsarlo y desplomarse.

Había conseguido llegar a la meta... El primer día de Primavera.




miércoles, 21 de septiembre de 2016

Espiritu del Aire (E nomine) translation


Fly spirit, fly.
You are the fairy-ghost of the air;
hear the whisper of the wind.
Clothe me in an aroma.

As a spirit in the air, it goes alone;
hiding in the night, looking for its own place.

Free its soul, free me

As a spirit in the air, which is only felt flying;
as a spirit in the air, which is only heard singing, "Larai, Larai..."

Only looking for a place.
Free its soul, free me.

As a spirit in the air, it goes alone.
As a dream of the night, which you'll never see resting...resting.
As a spirit in the air, trying to reach its dream.
As a spirit in the air, it is seen flying.

As a spirit in the air that travels looking for a place
(It goes away, it goes away, it goes away).

Free its soul, free me - free its soul, free me.

As a spirit in the air that travels looking for a place.
As a spirit in the air which only goes away.

As a spirit in the air that travels looking for a place
(it goes away, it goes away, it goes away).

As a spirit in the air, it goes alone.
As a dream of the night, which you'll never see resting...resting.
As a spirit in the air trying to reach its dream.
As a spirit in the air it is seen flying.

martes, 2 de agosto de 2016

Tanax: El comienzo

Aún recuerdo esa lluviosa noche en la que los vikingos invadieron mi pueblo, Freeport.
A veces mientras duermo, reviven esas bestias y comienzan a hacer las mismas atrocidades que ya hicieron... Vuelvo a ver cómo se llevan sacos enormes de especias, carne, cuero y madera. Vuelvo a ver a ese maldito riéndose mientras viola a mi madre y luego la asesina frente a mis ojos fríamente, mientras otro me sujeta y yo, no puedo hacer nada... Intento con todas mis fuerzas soltarme, pero aquél tipo era mucho más fuerte que yo... ¿Cuánta fuerza podría tener un niño de 6 años?
Y mientras me sujetan y lloro, vuelvo a ver esos ojos de mi padre, quien yacía en el piso sin vida...
Aquél día, quedé huérfano.
Recuerdo haberle pedido varias veces a la diosa Selune que vengara a mis padres y a mi pueblo o, por el contrario, que terminara con mi sufrimiento y me otorgara la muerte... pero la muy perra hizo oídos sordos a mis plegarias... Sólo me regaló sufrimiento.
Estuve tres años viviendo de las sobras de los animales de aquéllos vikingos. No me mataron, porque los esclavos infantes eran útiles para cuidar de sus mascotas, limpiar sus mugres y, en algunos casos, satisfacer sus perversiones, sin posibilidad de defenderse.
En aquélla epoca, el rey Tyrton I estaba más interesado en expandir su reino y defender la capital, que preocupado de nuestro pequeño puerto pesquero. Para él, sólo eramos un puñado de mugrientos aldeanos pobres sin nada importante que ofrecer, más que pescado y madera.
Recuerdo que al terminar el tercer año, un grupo de soldados había regresado a Freeport y logró corretear a los vikingos, pero el daño ya no era reparable. Muchos habíamos perdido a nuestras familias y amigos... No teníamos nada ni a nadie.
Entonces, a los que estábamos huérfanos nos adoptaron como posibles futuros soldados. Nos entregaron un entrenamiento militar muy duro y algunos como yo, eramos blanco de burlas de parte de los de mayor rango. A pesar de todo ello, aún sentía un poco de esperanza... Sentía que tal vez esta vida era una prueba para poder adoptar una vida aún más gloriosa.
Ya en mi adolescencia, mi interés había dado vuelco a la vida de un Paladín. Quería evitar que otros sufrieran lo que yo había sufrido en mi infancia y solicité realizar un entrenamiento bajo la iglesia de Torm, ya que Selune nunca me escuchó.
Si me volvía paladín, iría al pueblo de origen de aquéllos vikingos y les daría muerte a cada uno de ellos... Quería que pudieran saborear el dolor en carne propia. Ese impulso, hacía que yo entrenase diariamente con todas mis energías más allá del horario establecido y rezaba fervientemente todas las noches, esperando poder recibir su bendición... Pero el tiempo avanzaba, Tyrton II había asumido el control del reino y nuevamente sentía que me ignoraban.
Ví como mis compañeros recibían la llamada de Torm. Cada vez que uno era bendecido por el dios, se hacía un pequeño festejo y se le condecoraba con el símbolo de Torm tatuado en sus espaldas con ayuda de uno de sus sacerdotes.
La envidia, comenzó a corroer mi mente... No podía entender porqué yo, el que más se esforzaba, el mejor de su generación, el que rezaba todas las noches, no había recibido alguna señal de aprobación.
De adolescente, me volví un hombre... Un hombre ignorado por los dioses.... Un hombre sin dios...
Hasta que un día, mientras entrenaba en el salón principal, noté que un grupo de novatos me habían estado observando durante horas. Noté que de vez en cuando uno de ellos, bien corpulento, me apuntaba y cotilleaba con los demás, generando irritantes risitas... Ello había sido el colmo.
Con mucha rabia me dirigí hacía ellos y le escupí al corpulento en la cara, invitándolo a pelear conmigo. Ese fue el inicio de una enorme pelea, en la cual comenzaron a golpearme entre todos los novatos presentes.
La envidia, la rabia y la impotencia me habían sobrepasado.... Fue entonces que sólo vi oscuridad... 
En aquella oscuridad logré sacar una pequeña navaja de mi pantalón, dando estocadas ciegas a quien estuviera frente mío... No pude ver ni oír a nadie, pensé en un momento estar solo y tal vez soñando... Pero pronto percibí que había matado a cada uno de los desgraciados que se habían estado burlando de mí.
Tras unos minutos, la oscuridad comenzó a disiparse.... Sólo habían cuerpos tendidos en el piso, sangre en toda la sala y una mujer de pie en medio de toda la carnicería.
La mujer, estaba cubierta de sangre, pero me miraba dulcemente... Se acercó lentamente y me ofreció su mano “Ven conmigo” me dijo “Tus plegarias han sido escuchadas”
Sentí que lágrimas caían de la emoción por mis mejillas... Pero simultáneamente, sentí en mi corazón un ligero vacío.
Sin vacilar, tomé su mano y salimos de aquél templo...No recuerdo los detalles de cómo lo hicimos, sólo tengo flashes vagos del momento...
Tampoco tengo claro cómo fue que Krumiya, la mujer que me había ofrecido su mano, estaba de un momento a otro acostada a mi lado, desnuda, en una cama cuyas sábanas eran de color rojizo y los respaldos tenían tallados múltiples símbolos demoníacos... Como si se tratase de un ritual.
Krumiya me acarició el rostro y dijo suavemente a mi oído “Desde hoy, tu nombre será Tanax.... Serás conocido como El campeón de Shar y es a ella a quien deberás lealtad y sacrificio... ”
- “Sí... Mi señora...” respondí
Y para cerrar el pacto, Krumiya acercó su rostro al mío y posó sus labios en los míos. Mientras nos besábamos y nos revolcábamos bajo las sábanas... Sentía en cada penetración y gemido de Krumiya, el suspiro de Shar invadiendo mi cuerpo y alma...
Desde aquél entonces... Dejé de ser un hombre sin dios...


viernes, 29 de julio de 2016

El viaje de renovar un comic

Hace tiempo que deseaba retomar mi hobbie por los dibujos... Finalmente llegué a la idea de que debía ponerme en acción..
Compré una tableta gráfica (Que mi hermana aún me envidia jajaja) y me puse simplemente a dibujar.

Y entre dibujo y dibujo pensé "Bueno, y porque no mejor termino la historia que hace siglos dejé a medias??"

Así que hace poco subí a subcultura la version remasterizada de mi vieja historia "Guerras entre dragones"

Tengo en mi cabeza revoloteando otras dos historias, pero aún no las tengo del todo estructuradas como para hacerlas comics.

Una opción era generar la versión comic de "Memorias de un nosferatu" (Ver mis blogspots para más detalles)... El problema radica en que no sé dibujar bien vampiros y menos nosferatus... Y la historia la tengo más o menos digerida hasta la mitad...
La segunda opción era subir una historia que soñé sobre un mago transformado en serpiente y un licántropo...
En fin,,, muchas ideas y poca habilidad de organizarlas y dibujarlas xD

jueves, 7 de enero de 2016

Cambio de planes

Hace unos meses, una de mis conocidas me contó que la relación con la persona que pretendía contraer matrimonio, había terminado.
Luego de un par de días en los que lloró desconsoladamente (No puedo decir que fueron muchos días), comenzó a salir desesperadamente con varios hombres buscando, no sabía en ese momento qué, pero supuse que tal vez buscaba un reemplazo al dolor de lo que reflejó esta pérdida.
Frente a esta situación, la verdad no sabía si realmente animar esta conducta o decirle que detuviera la moto... 
Si bien no me gusta medicalizar todo, dentro de mis conocimientos, tengo entendido que para todo se requiere un proceso de adaptación y, por lo mismo, creo que para construir una relación sana nuevamente uno debe esperar un tiempo para vivir su "duelo".
Como tengo confianza con ella, finalmente le dije lo que pensaba con la cabeza fría y creo que algo de lo que comentamos le hizo sentido "Tiempo para dejar de amar".
Sin embargo, también ella me comentó que la edad la cual estamos atravesando es la edad en las que las mujeres ya prácticamente tienen una relación construida, muchas de nosotras a esta edad están casadas o con guaguas...  "Se me está yendo el tren y ya perdí todos estos años" me dijo... Fue ahí que entendí su desesperación por reemplazar rápidamente lo perdido... Haber estado todos los años anteriores con la misma persona, construyendo un proyecto de vida juntos y planificando el por venir junto a alguien más, ahora había que borrar todos esos planes y reconstruirse a una edad en la que es más difícil hacerlo.


PD: Cuando escuché las palabras "matrimonio" y "guaguas" sentí un ligero estremecimiento... 



lunes, 17 de agosto de 2015

Namnambulu - Respuestas

Siento que te conozco (me gustaría que fueses mía) Los sentimientos que pasan (porque me dejaste atrás) Siempre te creeré (hay mucho que deberías saber) Yo siempre te creeré (pero no hay tiempo para mostrarlo)


A veces estas canciones me producen placer para seguir viviendo...