martes, 28 de octubre de 2008

El circo de la tristeza

Imposible de detener la risa melancólica de un payaso
que observa a la mujer barbuda depilándose
La timidez le impide declararle amor
A esa cirquera que le sonrie detrás de sus vellos faciales.

Un tímido mago coloca a una mujer extraordinaria
dentro de su baúl supuestamente mágico
para encerrarla y atravesarle
diez espadas de acero...Hasta que sus entrañas estallen.

Mientras el domador de leones
Le abre las fauces a uno de sus cachorros
Y metiendo su cabeza hasta el fondo,
espera que la mandíbula de la bestia se fatigue y se cierre.

Esto no sería circo si no fuera peculiar
Detrás de su fenomenal apariencia
Se esconden seres humanos y animales
que viven dentro de una trágica comedia
de la que los niños gozan mientras comen dulces
observando su fatídica vida teatral.

1 comentario:

rfa dijo...

es la magia que solo el circo te permite transportarte donde los problemas humanos quedan atrás y solo queda el show que debe continuar.....

muchos son los problemas que nos acongojan en la vida pero tal como en el circo el show tiene que continuar y con cada salida de sol un nuevo día hay que comenzar.