miércoles, 9 de enero de 2008

Vuela imaginación... vuela!

Te envolvería con mis manos, abrazandote más que con mi cuerpo con mi alma, comenzaría a recorrer tu cuello a besos hasta llegar a tus oídos y decirte algunas cosas en susurros.
Luego buscaría el camino a tus labios con mis ojos cerrados... Desde la comisura de tus labios para comenzar a besarte suavemente, avanzando lentamente hacia el centro de ellos a medida que mi corazón palpita cada vez más rápido.
Me gustaría besarte tal como lo he deseado muchas veces, buscando desesperadamente tu lengua para que juegue con la mía, como verdaderos amantes dandonos ligeros mordiscos, y mis manos ya no pudiesen sólo abrazar tu espalda, pues empezarían a recorrer tu silueta de mujer, posándose en tus nalgas, apretándolas delicadamente para no asustarte y atrayéndote más cerca de mí, para que sintieses como mi miembro viril se comienza a despertar, no por tus nalgas, sino por los besos apasionados que nos estaríamos dando.
Si me lo permitieses, te llevaría besándote a mi cuarto, para colocarte en mi cama y, estando encima tuyo, poder desvestirte y seguir besando ya no sólo tus labios, sino también tus brazos, tus pechos, tus pezones, tu abdomen...
Con mis manos me gustaría recorrerte, explorar todo tu cuerpo hasta llegar a tus muslos y ligeramente tocar tu femeneidad, sentir como te humedeces, jugar con tus fluídos alrededor de tu clítoris con movimientos circulares, poder descender un poco más y entrar con mis dedos en ti suavemente, buscando provocarte más placer y más humedad... Entrado y saliendo, progresivamente... Progresivamente aumentando la velocidad con cada suspiro tuyo.
Comencé a imaginar que mientras yo te hacía disfrutar, tu me recorrías hasta llegar a mi pene ya erecto por toda la escena y que lo tocabas sobre mi pantalón, luego que bajabas el cierre y que comenzabas a masturbarme, envolviéndolo en tus delicadas manos y realizando movimientos de arriba y abajo a distintos ritmos provocando más mi erección... Mientras que con mis manos seguía tocándote en un proceso de placer mutuo.
Sólo imagina mis manos en tu vagina y que yo pudiese tocar tus pechos...

Te quiero.

Quiero estar a tu lado por lo que llenas mi vida y por lo que quiero llenar la tuya... No es el sexo lo que nos une, pues sólo lo he imaginado... Es el cariño que nos tenemos. Eres una gran mujer y agradezco que llegaras a mi vida.

Me gustaría en este instante abrazarte, acariciarte, pasear contigo de la mano y poder mirarte a la cara, a los ojos y decirte lo mucho que te adoro.

5 comentarios:

María José dijo...

Escribes muy bien, felicitaciones,

María josé

María José dijo...

Gracias por visitar mi Blog, yo también te agregare a mis favoritos, y la idea de mi Blog es crear conciencia en mujeres y hombres que la violencia no tiene nada que ver con el Amor.....

Gracias nuevamente y seguiré expectante a tus nuevos comentarios,

María José

PD_ no me trates de Usted, no soy tan vieja....jajajajaja

rfa dijo...

wow, que imaginacion, bueno enrealidad compartida muchas de las cosas osea casi todo la imaginamos en nuestros jueguitos nocturnos, donde mas de una vez nuestra imaginacion nos a jugado mas de una mala pasada.

pero en si es nuestra imaginacion que vuela haciendo surguir facetas que solo mostramos por instantes en esos juegos nocturnos...

salvo la ultima parte que en si no tiene guarda relacion con lo anterior pues eso no es imaginacion o juego, es algo real un sentimiento del corazon algo que pase lo que pase y sin importar que pase lo de arriba seguira creciendo dia a dia, pues los sentimientos sinceros son los eternos son los que duran mas de una semana , un mes, etc.. son los que quedan toda la vida por los sereres que queremos y que esperamos llegar amar.

Bellatroz dijo...

HERMOSO

ALEX dijo...

KOOL POR LO QUE ESCRIBES. EN VERDAD MUY INTIMO Y AUTÉNTICO.