martes, 7 de junio de 2011

Alguna vez me abrazó la frialdad de la tierra
No había ruido, malestar ni sentimientos que me despertaran.
No había luz que me golpeara
Ni del sol ni de la luna
¿ Por qué no pude permanecer así ?

Recuerdo que me bañaron en diversos aceites
Cubrieron con una corona de rosas mi cabello
Y me perfumaron con un dulce olor a duraznos.
Luego me alzaron entre varios y me cargaron como un muerto.

Había dejado atrás la agonía, el hambre y el daño
Permanecí en paz total, bajo un manto de seguridad
que me aisló de la pobredumbre humana.
No tenía razones para llorar, ni para reír
...Sólo había tranquilidad.

De pronto, sentí que caía del cielo
que mis anhelos se quedaban en ese lugar irreal
Mis heridas comenzaban a sanar
Las estrellas empujaron mi cuerpo pesadamente hacia abajo
Conectándome a esta vida abruptamente.

Ví horribles rostros que sacudían la tierra que me cubría
arrancaron mi corona de rosas
y me tironeaban como si fuese un animal.
Me arrastraron por el pasto
Me privaron de descanso para que cazara con ellos.

A veces anhelo el frío de la tierra
A veces anhelo la oscuridad total
A veces anhelo ese lugar tan pacífico
Anhelo el olvido de mis sentimientos...
Anhelo...permanecer dormido...

1 comentario:

Solei dijo...

Me encanto la canción