viernes, 29 de julio de 2011

Cold Lips and hot kiss

"No sé porqué sigo queriéndote..."-Le dije un día-"...De tu boca rebotan hacia mi, palabras carentes de sentimientos; Golpeas mi piel como si fuese de madera o muerdes como un perro rabioso mi carne; Cuando quiero conversar, me respondes con gestos de desinterés o por inercia un "sí". Si me acerco y reposo mi cabeza en tu hombro, te quedas inmóvil y pensativo...Otras veces te enojas y me corres de tu lado.
A veces pienso que el problema recae en mi personalidad o mi poca capacidad de ser entretenida. Pero dime tú... ¿Por qué sigo queriéndote?"

Fue entonces cuando por primera vez,me miró fijamente a los ojos... Acercó su impávido rostro y depositó sus labios sobre los míos de forma suave y cálida.

"Esa...Es la razón..." Fue lo único que me dijo.

4 comentarios:

Solei dijo...

es horrible cuando la actitud es mala y la pasión es mucha

salzikrum dijo...

Espero que no sea ese tu caso... pq es un sentimiento insoportable.
concuerdo con "Solei" aunque tal vez nisiquiera sea pasion... simplemente costumbre! pq hasta besar unos labios nuevos cuesta trabajo!

...David Aaron Salas Karev... dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
...David Aaron Salas Karev... dijo...

Al principio, fue la soledad quien pudo unirnos. Hoy en día el lazo que nos une parece ser mas negro y denso que la brea, aunque sereno cual mis noches. Muchas cosas podrán seguir cambiando, pero si nos dejamos corromper, si permitimos ser cambiados, seremos los culpables de haber perdido los prinicipios al final. Final. Principios. Principio. Amor.