domingo, 4 de marzo de 2012

Sign of life

Mi cansancio se sobrepone a las ganas de seguir este largo viaje...
Mi mundo se derrumba frente a la imponente realidad y las fantasías son drogas pasajeras que para soportar esta existencia, poco a poco se hacen insuficientes.
Existen pequeños deseos que cada día se ven más lejanos de alcanzar... Y las arenas del tiempo siguen fluyendo, sin esperar.

1 comentario:

Pablo Rumel dijo...

Algún día dejarás de vivir en el desencanto... quizás sólo se deban ajustar algunas tuercas oxidadas en tu interior. Quizás sólo sea eso.