martes, 6 de enero de 2009

Hoy amanecí con un desgano impresionante.
No quería levantarme, no quería ir al hospital. Me sentía desmotivada y con unos ataques de tos que me hicieron sangrar...
Entre dormida y despierta; odié mi vida, odié mi cuerpo, odié mi casa, odié existir en este odioso mundo donde no hay nada que me inspire gusto...
Pero el reloj seguía sonando, me recordaba que no por nada mis padres se han esforzado tanto por mantenerme estudiando... Saqué fuerzas de flaqueza y me levanté para seguir moviendome como el engranaje que soy...

Oxidada... y aún funciono...

4 comentarios:

rfa dijo...

animo niña, recien comienza el 2009 ya veras que este año sera mucho mejor en todo, pero hay que poner de nuestra parte y tal como lo hiciste sacar fuerza de flaqueza.

mucho animo y fuera para hoy.

cuidate muxio

LA GUERA RODRIGUEZ dijo...

Si estás viva es por algo...
a pesar de esas situaciones y estados de ánimo que muchas veces resultan odiosos...

Después de un mal día, vendrán tiempos mejores...lo sé.

Abrazo

Diana

Alberto Fernando Losario Rofelos dijo...

Me suena a depresión.

Así que examinese bieny vea donde le aprieta el zapato

A dijo...

Tienes razon, somos parte del engranahe.

Pero ya estamos en esto, que mejor que divertirnos con los dientecillos.

Beso ritmico
a.